0726_web 1-min

Anónimo Escudos heráldicos en la escalera principal, S. XVIII

 

Pintura mural

Fresco/ temple sobre muro/yeso

325 x 480 cm

Se trata de las pinturas murales que presiden la escalera principal de la casa. Representan dos grandes heráldicas y conforman el marco ornamental abigarradamente barroco para un lienzo de la Inmaculada Concepción, en origen, de menor tamaño que el actual. Fueron restauradas tras la adquisición del inmueble por Don Julio Visconti que les devolvió un colorido perdido a lo largo del tiempo.

Tradicionalmente las heráldicas venían siendo consideradas, a partir de los estudios de Asenjo Sedano, como los escudos de los Arias de Medina.

Las investigaciones del profesor Rodríguez Domingo, basadas principalmente en la documentación conservada en el Archivo de Protocolos Notariales de Guadix, concretamente el referenciado como “XVIII-61. Fundación de Mayorazgo hecha por Don Fernando Vicente Pastor e Doña Isabel Molleto Cruzat, ante Francisco Antonio Bonilla (Guadix, 29 de agosto de 1728), fol. 325” y en las referencias catastrales de la época conservadas en el Archivo Histórico Provincial de Granada, evidencian que el inmueble fue edificado por los Pérez Pastor en la primera mitad del siglo XVIII, tratándose de una residencia solariega enclavada en uno de los espacios urbanos estratégicos, en la colación de Santiago y con  un huerto urbano de gran extensión y rendimiento gracias al riego de acequia.

Rodríguez Domingo además identifica las armas con las de los Pérez Pastor y Molleto Terracina, basándose en la descripción de las heráldicas que hacen unos Caballeros de Santiago en 1752, como instructores del expediente de averiguación de nobleza de Berenguer Pérez Pastor Molleto, conservado en el Archivo Histórico Nacional y que concuerdan con la cronología que deben recibir las pinturas realizadas a inicios del siglo XVIII.

Reproducimos la acertada descripción de Rodríguez Domingo de las heráldicas de los capiteles del patio principal, en su artículo “Identidad y nobleza de los Pérez Pastor en Guadix”, publicado en el número 25, de 2002, del Boletín del Centro de Estudios Pedro Suárez:

….que lucen escusones con las armas de los linajes que confluyen en la casa: los Pérez Pastor y los Molleto Terracina. En efecto, el blasón… muestra un escudo cortinado, cuyo primer cuartel contiene una sierpe coronada.

El blasón original incluye las tres peras en la parte superior. El segundo cuartel muestra en su campo un castillo sobre ondas y surmontada de tres estrellas, que recuerda las figuras principales del apellido Morote, vinculado a la abuela paterna del propietario. Mientras que el tercer cuartel, luce una banda acompañada en lo alto de un león rampante, y en lo bajo un tao de San Antón, emblema de la familia Núñez. Una innegable identificación que confirma esta atribución heráldica proviene del expediente de averiguación de nobleza de Berenguer Pérez Pastor Molleto,… hallaron “en diferentes partes escudos de armas abiertos en piedra, que cada uno de ellos se divide á lo largo; y en la parte principal se enquentran las divisas, en quatro partes, que en la primera y ultima ai talladas una sierpe en la parte de abajo, y tres peras en la de arriba, y en la segunda y tercera un castillo sobre unas hondas, y sobre sus almenas tres estrellas”, … un escusón con las divisas de Isabel Molleto; el cual se halla partido, el primero con cuatro bandas cargadas de una cotiza sembrada de armiños, y bordura con tres cruces de Jerusalén, que pertenece al apellido Cruzat. El segundo, cortado, luce en el cuartel superior cinco rosas dispuestas en sotuer; mientras el inferior muestra en campo un lirio al natural curvado a la izquierda.

Los elementos heráldicos entonces simulados completarían las armas tanto de los Pérez Pastor como de los Molleto, tal y como se despliegan íntegramente en la escalera. Los caballeros santiaguistas que las registraron en 1752, llegaron a describir uno de ellos dividido “en dos quarteles, tiene en el de arriba una flor de lis y sobre ella una vanda con quatro rosas y una cruz de Calatrava; y en el de abaxo tres rosas, una devajo de una banda, y dos sobre ella; las que estamos informados son propias de Molleto y Terracina que pertenezen á Dª. Isabel Molleto Terracina madre del pretente. fundadora de dho. Maiorazgo”.

Las pinturas, por tanto, son anteriores a 1752, fecha en las que son descritas, y probablemente puedan fecharse en la década de 1720, correspondiendo a la época en la que se produce la unión de las dos familias. Se desconoce la autoría de las mismas, pero se trata de unos escudos de gran calidad y que suponen la continuidad, salvando las distancias, en la representación heráldica con grandes escudos como los de los Carlos V, pintados en la Lonja de la Capilla Real de Granada y recientemente restaurados, o a los del patio principal de la Real Chancillería de Granada, en este caso de Felipe II, ambos fechables en los siglos XVI y XVII.

Se trata de pinturas al temple, en las que destaca la profusión del uso de colores vivos, especialmente los tonos verdes y azulados de la decoración vegetal. Los grandes escudos heráldicos coronados, flanquean una gran decoración mural de carácter vegetal a base de macollas barrocas, que envuelven un dosel, que arranca de una corona sostenida por dos ángeles niños en vuelo. En la parte inferior, una cartela contiene la inscripción AVE MARIA / GRATIA PLENA, que evidencia que la imagen original que se encontraba entre los escudos era la de una Inmaculada;  no en balde este matrimonio se casó en la Iglesia de Santiago de Guadix cuyo acceso conventual, frente por frente al acceso principal de la casa, está presidido por una imponente Inmaculada, y es de sobra conocida la dimensión inmaculista de la ciudad de Guadix, aspecto suficientemente glosado por los estudios de Soledad Lázaro Damas.

Por tanto,  se trata,   de una expresión artística de gran calidad que enmarca y demuestra las aspiraciones de la familia y que secundan a la creación del mayorazgo.