CABEZA2

Cabeza de mujer. Madera tallada

 

 

Luis ORTEGA BRU (1916-1982)

Cabeza de mujer "LOLA"

Madera tallada

36,5 x 23x 26 cm
Firmado en corte del lateral derecho del  cuello: "O BRU"

Cabeza de mujer titulada por el propio artista en una inscripción en la base de la escultura como Lola. Se trata de una talla en madera de pino, que no ha recibido tratamiento alguno ni policromía,  por lo que se aprecia la impronta del artista de manera especial, y se advierte fácilmente que su talla se asemeja al modelado del barro, tradición en la que se formó inicialmente  en el taller familiar de San Roque (Cádiz).

Ortega Brú destaca sin embargo por ser uno de los más reconocidos imagineros  procesionales andaluces de la segunda mitad del siglo XX junto a Dubé de Luque o Álvarez Duarte,  entre otros miembros del movimiento imaginero que podría denominarse como neobarroco, ya que utiliza las mismas fórmulas escultóricas que se usaban en el Siglo de Oro para la creación de imágenes de dedicadas al culto, con idéntica eficacia.

Destacan entre su producción el Cristo de la Misericordia de la Hermandad del Baratillo (1950), el Misterio de la Hermandad de Santa Marta (1953),  el  Cristo de la Salud de la Hermandad de Monte-Sion (1954) o  la imagen de Jesús del Soberano Poder (1975) y la de Nuestra Señora de la Salud (1977) de la Hermandad de San  Gonzalo,  todos ellos en Sevilla.

Esta talla en  se caracteriza por el dramatismo, por lo que debe considerarse como un modelo para alguna de sus imágenes procesionales, ya que retrata un rostro femenino ensimismado,  que transmite cierta sensación de sufrimiento por el arqueo de las cejas de suaves líneas, las barrocas soluciones en la composición del cabello y el giro de la cabeza, levemente vuelta hacia un lado lo que propicia la mirada baja, casi ausente.